Site preloader
Viajes, Vivir Lejos

Los Regalos Inesperados de la Distancia

17 Mayo, 2017

Puede que no sea una sorpresa para vos que uno de mis temas más solicitados es acerca de mis historia, las relaciones y como mantener una a larga distancia. La mayoría de las veces soy muy cuidadosa cuando se trata de publicar las experiencias más íntimas sobre mi relación con mi pareja … porque cuando he publicado notas en el pasado he recibido muchas opiniones – algunas son constructivas, otras son dañinas, y otros están llenos de halagos. Así que, sea cual sea tu opinión y postura sobre este asunto, por favor se amable.


La mayoría de nosotros experimentamos amistades o relaciones de larga distancia cuando llegamos a nuestros veintes. Hemos crecido, nos hemos mudado, y nos encontramos más allá de los días en que los seres queridos compartían nuestro vecindario. Nuestro grupo de personas se dispersa por diferentes estados, países y zonas horarias a medida que recopilamos relaciones con cada nueva experiencia de vida.

 

Los aeropuertos han llegado a significar mucho para mí. En mi infancia mis padres decidieron que nos mudaríamos los EEUU, que puso en movimiento una etapa en la cual varios eventos se marcaron por llegadas y salidas. Mudarnos significo tener una relación de larga distancia con nuestros abuelos, tíos, primos, amigos, etc. Luego nos mudamos a otros estados, y eventualmente a otros países – juntos y luego por separado. De cualquier manera, siempre extrañamos a alguien.

 

Avancemos  al final de la universidad, tenía una relación muy estable con Hans, después de graduarnos, ambos nos subimos a un avión a extremos opuestos del mundo. Yo fui a la India, y se trasladó a establecerse en el Reino Unido. Al final yo volví a Costa Rica, y dejame ser honesta, rápidamente aprendimos que las relaciones de larga distancia requieren trabajo duro. Cuando tu pareja está a cientos o miles de kilómetros de distancia cada aspecto de tu relación es más difícil — la comunicación, la confianza, las peleas, tiempo de calidad y la intimidad.

 

Pero la distancia, ya sea entre amigos, familiares o personas significativas, crea un crecimiento específico que no se puede encontrar en otro lugar. La distancia nos entrega regalos inesperados como la elección, la intencionalidad y la voluntad de luchar por las personas que importan. Hoy en día la gente se sorprende lo afectuoso que describo la experiencia de tener relaciones a larga distancia, por lo que hoy quiero brillar un poco de luz sobre un tema que por lo general recibe bastante atención negativa.

 

Estos son algunos de los regalos inesperados de las relaciones a larga distancia:

 

1. Perspectiva

La gente nos dijo a Hans y yo que la distancia nos rompería. Sin embargo, lo que hizo fue generar la perspectiva para ver nuestra relación desde lejos, con todas sus grietas y triunfos. Las zonas horarias entre nosotros mostraban más claro que nunca el papel significativo que jugamos en la vida de cada uno — y así, seguimos luchando por el otro. Esta no es la historia de todos; muchas veces la distancia proporciona el punto de vista para ver una amistad malsana o una relación por lo que es. El don de la perspectiva nos muestra la sabiduría en cualquiera de las dos opciones.

 

2. Autoconocimiento

Al ser removido de tu comunidad te sentis aislado. También es inevitable si te muda, cambias de trabajo, vas a una escuela nueva, o viajas. El revestimiento de este aislamiento es que te brinda una ocasión para mirar tu vida desde una perspectiva fresca. ¿Que estas aprendiendo? ¿Qué preguntas quieres seguir? ¿Qué tipo de persona queres crecer a ser? Vivir lejos de amigos cercanos significa espacio para llegar a conocerse de una manera más cercana, más reflexiva. Y los descubrimientos individuales y el crecimiento hacen más ricas las relaciones compartidas.

 

3. Apreciación

Con la comunicación como una línea de vida, llegas a apreciar a tus seres queridos y sus complejidades de una nueva manera. Conozco a algunos de mis amigos más cercanos, ahora dispersos por todo el mundo, más profundamente que cuando vivíamos en la misma ciudad. Nuestras conversaciones parecen diferentes de lo que solían ser, es decir, son por teléfono en lugar de actividades diarias y para algunos también incluyen una nueva capa de honestidad. Aprecio estas amistades más que nunca ahora que nuestro tiempo juntos es limitado. El aprecio es un efecto secundario natural de la ausencia, y el aprecio nos enseña a comunicarnos honestamente y cuidarnos bien el uno al otro.

 

4. Elección

El beneficio más poderoso de la distancia es la elección. Sin interacciones espontáneas para determinar quiénes son tus amigos, el mantenimiento de las relaciones requiere elección. Vos decidis activamente a quién perseguir, y de alguna manera, estas decisiones activas significan más de lo que una amistad casual podría haber sido. Aunque las redes sociales hacen que sea fácil sentirse como si estuvieras manteniéndote al día con tus amigos, comentar en sus fotos sólo va tan lejos. Demostramos el amor tomando el teléfono, conectandonos a Skype, o manejando para encontrarnos en alguna parte en el medio.

 

 

Podemos elegir mantener relaciones firmes que significan más, incluso si están tan lejos en diferentes provincias, países o continentes. ¿Qué beneficios sorprendentes has experimentado al invertir en relaciones a larga distancia?


¡GUARDAR PARA LUEGO!

1

Deje un comentario