Site preloader
Viajes, Vivir Lejos

La realidad de vivir en el extranjero

22 Agosto, 2016
the reality of living abroad.

He sido una extranjera por 16 años; he emigrado a EE.UU., Costa Rica y ahora Inglaterra. Y aunque estoy casada con un nacional británico, mi proceso de visa ha sido complicado y esta en alto hasta ser aprobado. En este tiempo he creado una frase para explicar mi situación a cada persona nueva que conozco, me encuentro en el “limbo de las visas“, ya que se siento que por el momento no estoy establecida ni en Costa Rica o en Inglaterra, estoy entremedias.

 

Se podría pensar que después de todas las mudanzas yo ya tendría esto bajo control, pero la realidad es que trasladarse al extranjero y estar en el limbo mientras esperas tu visa, te hace sentir inquieto y sin control. Los medios de comunicación modernos han idealizado viajar y vivir en el extranjero, haciendo que parezca fácil, cuando en realidad no es en absoluto. Los procesos complicados de aplicación para residencia y visas son el lado menos atractivo de vivir en el extranjero. Las leyes de inmigración son rígidas y pasar una regulación por alto puede conducir a la expulsión, detenimiento en el aeropuerto durante horas, anulación de tu visa, o peor aún, una noche en la cárcel. Sí, esa es la realidad dura y fea de la vida en el extranjero que no muchos mencionan en sus conversaciones, artículos de blog, imágenes o videos.

 

Estar a la espera de una visa puede convertirse en un proceso lleno de ansiedad, y como extranjero debes estar dispuesto a ser flexible con tu plan, hacerle frente a una serie de emociones difíciles, partir con grandes sumas de dinero y en medio de todo, tratar de pensar unos pasos adelante. En perspectiva, todos mis procesos de visa y residencia han sido lo mismo–complicados. Mi residencia Costarricense no fue aprobada hasta 6 años después de aplicar. De una manera extraña, eso me alivia mis dudas porque sé que al final todo resultará bien.

 

Tengo que admitir que a veces parece injusto e inquietante que tu vida se resuma a una decisión, pero vivir en el extranjero es una vida que felizmente elegí. Así que independientemente de dónde estés tratando de reubicarte o quedarte, recorda que en medio de todos los trámites y la adversidad, tu vida sigue sucediendo, y pase lo que pase las cosas saldrán bien.

0

Deje un comentario